Resonancia magnética cardíaca

La RM cardíaca, a través de las imágenes de alta resolución, brinda una excelente caracterización de los tejidos del corazón. Los múltiples planos y orientaciones disponibles permiten determinar la extensión, localización y movilidad de las estructuras cardíacas así como valorar la dinámica de los flujos intracavitarios. Es un método seguro y carente de radiación. La RM puede requerir, en situaciones particulares, la infusión del contraste endovenoso denominado gadolinio.

Más información para médicos

[item title="Click aquí"]

Las secuencias "spin echo" (SE) o de sangre negra y eco de gradiente (EG) o de sangre blanca son las secuencias básicas, habitualmente utilizadas en los estudios.

La característica de las secuencias SE es que la sangre en el interior de los vasos y de las cámaras cardíacas es hipointensa o negra. Estas secuencias se obtienen con pulsos de RF selectivos, de manera que la sangre que fluye a través del plano durante la obtención de la imagen de RM no proporcionará señal.

Modificando los parámetros de adquisición de las secuencias podemos obtener imágenes potenciadas en T1, en densidad protónica o en T2. Las secuencias SE potenciadas en T1 (SE-T1) se utilizan, fundamentalmente, para obtener información anatómica. El análisis de la señal en secuencias SE-T1 y en las potenciadas en densidad protónica (SE-DP) y T2 (SE-T2) permite realizar la caracterización tisular de las estructuras cardiacas y de las masas. Aplicando secuencias de supresión grasa es posible diferenciar la grasa de otros tejidos, esta secuencia es fundamental en el estudio de la displasia arritmogénica del ventrículo derecho.

Las secuencias EG proporcionan imágenes de sangre blanca que son las utilizadas para obtener estudios funcionales cardiacos. Su característica principal es la elevada resolución temporal (permite adquirir una imagen a intervalos de 20-40 ms durante el ciclo cardiaco), lo que permite analizarlas en modo cine. Estas secuencias pueden obtenerse en una sola sección o en múltiples secciones. Las secuencias EG se utilizan, fundamentalmente, para analizar y cuantificar la función cardiaca global y regional, el flujo intravascular y la motilidad valvular.

Las secuencias de codificación de flujo permiten cuantificar el flujo sanguíneo. Se basan en que los protones que se mueven a lo largo de un campo magnético cambian la dirección de la fase de forma proporcional a la velocidad y a la intensidad del gradiente. Estas secuencias proporcionan información de la magnitud y de la fase del flujo. Sobre las imágenes de fase se puede obtener curvas de velocidad/tiempo o de flujo/tiempo que permiten cuantificar la velocidad del flujo y los gradientes de presión.

La resonancia magnética con contraste permite la evaluación del realce tardío comúnmente denominadas secuencias de viabilidad y la realización de angiografías.

[/item]

Resonancia magnética cardíaca

La RM cardíaca, a través de las imágenes de alta resolución, brinda una excelente caracterización de los tejidos del corazón. Los múltiples planos y orientaciones disponibles permiten determinar la extensión, localización y movilidad de las estructuras cardíacas así como valorar la dinámica de los flujos intracavitarios. Es un método seguro y carente de radiación. La RM puede requerir, en situaciones particulares, la infusión del contraste endovenoso denominado gadolinio.

Más información para médicos

[item title="Click aquí"]

Las secuencias "spin echo" (SE) o de sangre negra y eco de gradiente (EG) o de sangre blanca son las secuencias básicas, habitualmente utilizadas en los estudios.

La característica de las secuencias SE es que la sangre en el interior de los vasos y de las cámaras cardíacas es hipointensa o negra. Estas secuencias se obtienen con pulsos de RF selectivos, de manera que la sangre que fluye a través del plano durante la obtención de la imagen de RM no proporcionará señal.

Modificando los parámetros de adquisición de las secuencias podemos obtener imágenes potenciadas en T1, en densidad protónica o en T2. Las secuencias SE potenciadas en T1 (SE-T1) se utilizan, fundamentalmente, para obtener información anatómica. El análisis de la señal en secuencias SE-T1 y en las potenciadas en densidad protónica (SE-DP) y T2 (SE-T2) permite realizar la caracterización tisular de las estructuras cardiacas y de las masas. Aplicando secuencias de supresión grasa es posible diferenciar la grasa de otros tejidos, esta secuencia es fundamental en el estudio de la displasia arritmogénica del ventrículo derecho.

Las secuencias EG proporcionan imágenes de sangre blanca que son las utilizadas para obtener estudios funcionales cardiacos. Su característica principal es la elevada resolución temporal (permite adquirir una imagen a intervalos de 20-40 ms durante el ciclo cardiaco), lo que permite analizarlas en modo cine. Estas secuencias pueden obtenerse en una sola sección o en múltiples secciones. Las secuencias EG se utilizan, fundamentalmente, para analizar y cuantificar la función cardiaca global y regional, el flujo intravascular y la motilidad valvular.

Las secuencias de codificación de flujo permiten cuantificar el flujo sanguíneo. Se basan en que los protones que se mueven a lo largo de un campo magnético cambian la dirección de la fase de forma proporcional a la velocidad y a la intensidad del gradiente. Estas secuencias proporcionan información de la magnitud y de la fase del flujo. Sobre las imágenes de fase se puede obtener curvas de velocidad/tiempo o de flujo/tiempo que permiten cuantificar la velocidad del flujo y los gradientes de presión.

La resonancia magnética con contraste permite la evaluación del realce tardío comúnmente denominadas secuencias de viabilidad y la realización de angiografías.

[/item]