Endometriosis: una enfermedad ignorada que pone en riesgo la fertilidad

Por Micaela Fioti

Afecta del 5 al 10% de la población en edad reproductiva

La endometriosis es una enfermedad muchas veces ignorada, que afecta del 5 al 10% de las mujeres a partir de su primera menstruación. Es un trastorno que ocurre cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero (endometrio) se encuentra fuera del mismo. Puede desarrollarse en forma externa al útero, en los ovarios (en forma superficial o profunda, como quistes), en el peritoneo (que es una membrana que recubre por dentro la pelvis y abdomen) e, incluso, en la vejiga o los intestinos.

Dado que se trata de una enfermedad inflamatoria, puede producir adherencias (los órganos de la pelvis se adhieren entre sí), provocando la alteración de la anatomía normal y, como consecuencia, dolor de intensidad variable. Así es que muchas mujeres con endometriosis padecen dolor pélvico o abdominal aunque algunas pueden no presentar síntomas.

Entre los signos y síntomas frecuentes de la endometriosis podemos mencionar los siguientes:
• Cólicos menstruales dolorosos, incluso debilitantes, que podrían empeorar con el tiempo.
• Dolor durante o después de las relaciones sexuales.
• Dolor en el intestino o la parte baja del abdomen.
• Evacuaciones intestinales dolorosas o dolor al orinar durante los períodos menstruales.
• Períodos menstruales abundantes.
A su vez, existen distintos factores que podrían elevar el riesgo de tener endometriosis:
• Madre, hermana o hija con endometriosis (el riesgo aumenta aproximadamente seis veces).
• Comenzó a menstruar antes de los 11 años.
• Ciclos mensuales cortos (de menos de 27 días).
• Ciclos menstruales abundantes que duran más de 7 días. 

La endometriosis puede influir en la fertilidad de varias maneras: distorsiona la anatomía de la pelvis, produce adherencias, deja cicatrices en las trompas de Falopio, causa inflamación en las estructuras de la pelvis, altera el funcionamiento del sistema inmunológico, cambia el entorno hormonal de los óvulos, perjudica la implantación del embarazo y altera la calidad del óvulo.

Respecto a su diagnóstico, el Dr. Werther A. Clavelli, médico de staff de Ecografía y Doppler de Diagnóstico Maipú manifiesta que “varias formas de endometriosis, se pueden ver en la ecografía y la manera de saber con certeza si tiene la enfermedad es a través de un procedimiento quirúrgico llamado laparoscopia”.

La mejor manera de diagnosticar una endometriosis en una etapa temprana es consultando al médico si se presenta algún síntoma. La detección precoz mejora las probabilidades de que el tratamiento que el médico decida aplicar sea eficaz.

Testimonio de una paciente con endometriosis

María Florencia, integrante de la Asociación de Mujeres Argentinas con Endometriosis (MAE). “Mi nombre es María Florencia, tengo 42 años y hace 7 años me diagnosticaron endometriosis grado 3. El diagnóstico llegó luego de 18 años, al someterme a una cirugía laparoscópicaMis síntomas eran dolores menstruales desde la adolescencia, luego se sumaron dolores en las relaciones sexuales e infertilidad. Logré mi diagnóstico después de muchos estudios. Luego de 2 cirugías laparoscópicas y 12 tratamientos de fertilidad, llegó Mía”.