Trombofilia en el embarazo ¿Qué es? ¿Cómo detectarla?

La trombofilia es una condición hereditaria o adquirida, que determina que exista una mayor predisposición a formar coágulos/trombos.

¿Qué sucede durante el embarazo?

Durante el embarazo se alteran fisiológicamente diversos parámetros de la coagulación aumentando el riesgo trombótico.

La trombosis puede ser:

*Hereditaria: Son alteraciones genéticas en ciertas proteínas que nos protegen de la formación de coágulos; antitrombina III, Proteína S, Proteína C, Factor V Leiden, Factor II.

*Adquirida: Es una afección autoinmune denominada Síndrome antifosfolipídico, desarrollada por el organismo a lo largo de la vida. En la cual podemos presenciar tres tipos de autoanticuerpos: Anticoagulante Lúpico, Anticardiolipinas, antiB2Glicoproteina.

 
¿Cuándo sospechar del Síndrome Antifosfolipídico?

Teniendo en cuenta ciertos criterios clínicos:

*1 o más muertes fetales mayores a 10 semanas de gestación con fetos normales

*3 o más abortos espontáneos consecutivos menores a 10 semanas no justificables

*Parto prematuro antes de la semana 34, debido a preclamsia, eclampsia,  insuficiencia placentaria

Los estudios de sangre permiten identificar:

Presencia de Autoanticuerpos:

  • Anticoagulante Lúpico: Positivos
  • Anticardiolipinas IgG/IgM: Títulos moderados o altos
  • B2Glicoproteina: Títulos moderados o altos

 Si resultara positivo un criterio clínico y un criterio de laboratorio, podemos decir que estamos frente a un síndrome antifosfolipidico o una trombofilia adquirida. Desde ese momento la paciente tiene que ser tratada.

¿Qué controles realizar?

Al ser embarazos de alto riesgo, los mismos requieren un seguimiento con un equipo multidisciplinario y con mayor control de la vitalidad fetal. Se pueden realizar distintos estudios para mantener su control al día:

Imágenes: Ecografías periódicas, Doppler fetal

Laboratorio: Dosaje de Heparina y laboratorios de rutina.

RRSS Trombofilia 04

 

Tratamiento:

Se suministra al paciente  Ácido Acetil Salicílico (aspirina) desde la ovulación hasta la semana 36,  para disminuir el riesgo de sangrado; y Heparina de Bajo Peso Molecular desde la confirmación del embarazo hasta 24 hs antes del comienzo del parto o cesárea; este compuesto no llega a atravesar la placenta y no produce daños al feto.
Se retoma a las 12 hs post cesárea o 6 hs post parto durante dos semanas. Las dosis son particulares para cada paciente.

RRSS Trombofilia 03